El peligro de las dietas mágicas

00

Hoy más que nunca recordamos el peligro de las dietas mágicas realizando un análisis de dieta milagro como es la dieta proteinada.

¿En qué consiste la dieta proteinada?

Como su nombre lo indica, se trata de una dieta basada en las proteínas como fuente principal de energía y si bien llamamos dietas proteinadas a otras dietas que provocan cetosis, ésta dieta en particular se denomina dieta proteinada porque sostiene su éxito en preparados proteicos purificados de alto valor biológico, es decir, en batidos o preparados que sustituyen comidas
durante la primer fase de la dieta.

La dieta proteinada se estructura en 3 fases sucesivas, la primera de ellas consiste en consumir preparados proteicos y pocas verduras durante las primeras semanas, posteriormente, dos comidas del día pueden reemplazarse por carnes, aves o pescados únicamente, sin estar permitido el consumo de alimentos como cereales, azúcares y demás. Se deben beber un mínimo de 2 litros de agua diaria y caminar 30 minutos al día.
En la segunda fase comienza la introducción progresiva de otros grupos de alimentos como fruta, pan y otros almidones conforme se incrementa la actividad física y se van reduciendo los preparados proteicos hasta alcanzar la pérdida de peso deseada.
En la tercer y última fase se busca el mantenimiento del peso corporal para lo cual se debe consumir almidones en una sola comida e introducción algunas otras pautas alimentarias saludables.

Ésta dieta propone bajar en un primer momento hasta 5 kg por semana.y posteriormente 2 kilos de media por semana.

Errores de la dieta proteinada

Ésta dieta que promueve la cetogenesis eliminando en un primer momento todo tipo de alimentos cotidianos para ser reemplazados por preparados proteicos, claramente no es una dieta habitual ni sostenible en el tiempo, ni mucho menos placentera, porque jamás podremos incluir un dulce, pues estaríamos rompiendo el proceso de oxidación de grasa que permite la gran pérdida ponderal.

Otro gran error de esta dieta es la severa restricción dietética y calórica que asusta a nuestro cuerpo reduciendo el metabolismo y permitiendo una veloz pérdida de peso que incrementa el riesgo de sufrir efecto rebote posterior.

Asimismo, no es una dieta equilibrada, sino que puede predisponer a carencias nutricionales y malestares a causa de la cetogénesis y el gran descenso de peso, como mareos, náuseas y otros más severos.

Sin duda el análisis de dietas milagro como ésta nos lleva a una conclusión poco favorable acerca de las mismas, pues lejos de ayudarnos culminan afectándonos para siempre, dejando secuelas sobre nuestras emociones, nuestra autoestima y nuestra salud física.

La restriccion calorica severa no es buena

14

La Escuela Americana de Medicina Deportiva (ACSM) por sus siglas en inglés, es una importante organización profesional que se ocupa del deporte y el ejercicio.

Periódicamente publica una serie de recomendaciones relacionadas al ejercicio para el público en general y atletas.
El ejercicio es un importante componente en un programa de pérdida o mantenimiento de peso. Las personas que intentan evitar un aumento de peso deberían ejercitarse entre 150 y 200 minutos por semana, lo que es igual a un gasto de energía de 1.200 a 2.000 calorías por semana. Aquellos que desean perder peso deben ejercitarse entre 120 y 420 minutos por semana, para obtener una pérdida de peso significativa.
La gente puede prevenir la obesidad llevando un estilo de vida más activo.

El peso se pierde más efectivamente al combinar actividad física con una dieta de calorías moderadas. Una restricción calórica severa, combinada con ejercicio, es ineficaz y no saludable. Los ejercicios de resistencia promueven el mantenimiento de peso al incrementar la masa muscular.
La actividad aeróbica y de resistencia mejoran factores de riesgo de enfermedades crónicas como tensión alta, resistencia a la insulina, colesterol LDL y HDL.

Adelgazar: Pierde peso tomando Agua

9

Cuando un equipo o un atleta no consiguen ganar, un técnico competente no inventará trucos. Invertirá tiempo llevando a los atletas de vuelta a los conceptos básicos. Esto significa tiros libres para los jugadores de básquet o practicar la defensa en el fútbol americano. Lo mismo pasa con la pérdida de peso.
Si no adelgazas, vuelve a los conceptos básicos. Hay muchos factores que se relacionan con la pérdida de peso, haciendo difícil que se tenga un gran impacto. Per si hacemos las cosas correctamente podremos conseguir nuestro objetivo. Una cosa que suele pasar desapercibida en programas de adelgazamiento es el consumo de agua. Todos hemos oído que es importante tomar 8 vasos de agua al día, ¿pero realmente hay que cumplir esa cuota?
La obesidad se está volviendo un problema de cualquier edad. Las escuelas han retirado la venta de bebidas azucaradas y meriendas para reducir el consumo de comidas “chatarras”, sin embargo el segundo paso es fomentar el consumo de agua y esto no se ha enfatizado.
Beber 500 mililitros de agua (un cuarto de litro) aumenta el gasto calórico en reposo, también conocido como REE (el número de calorías quemadas cuando estamos en descanso) en adultos. No necesariamente se requiere que el agua esté fría, pero ayuda con la quema de calorías, ya que el cuerpo tiene que calentar los fluidos hasta la temperatura ambiente.

La cantidad de cambio es del 30%. (Nota: esto después de una restricción de agua por la noche).
Se supone que el cuerpo detecta el cambio osmolar en la circulación portal y aumenta la estimulación simpática.
En español, esto significa que cuando la sangre llega al hígado está diluida, refuerza el metabolismo al estimular los nervios y crear un estado de excitación.
Investigadores israelíes testaron el proceso en niños obesos de alrededor de 10 años.
Muy temprano por la mañana, sin haber bebido agua durante la noche, los niños bebieron 10 ml/kg de agua fría y se les midió el nivel de REE. Por algunos minutos el REE bajó, pero a la hora siguiente estaban marcadamente altos, al beber medio litro de agua se estimuló la quema de calorías en 25% mientras veían una película relajante.

¿Qué tan significativo es eso? No mucho, pero es igual a entre 5 y 30 calorías extras. Haz esto un par de veces al día (asumiendo que el mismo efecto sea visto al comer, beber y actividades no controladas) y esto podría resultar en 1 ó 2 kilos de pérdida de peso sin hacer nada.
Algo por nada es muy bueno para ser real. Esto podría motivar a mucha gente a que beba agua si quiere perder peso. Algo que todos deberíamos hacer.

Nutrición: ¿Muslo o pechuga de pollo?

2

Qué es más beneficioso, ¿la pechuga de pollo o el muslo?
Antes de meternos con beneficios, vitaminas y colesterol, deja que te aclaremos algo. Como la mayoría de los alimentos, la presencia de nutrientes en el pollo está determinada por la forma en la que se cocina. A mayor cocción y acuosidad, menos capacidad nutritiva de la chicha. Si quieres un pollo cargadito de beneficios te aconsejamos que lo hagas a la plancha o con un horneado rápido.
En cuanto a tu pregunta, deja que te responda uno de los mayores expertos en el tema, el doctor Ricardo Cerero, del Departamento de Producción Animal y Ciencia de los Alimentos: “Es la pechuga la que ofrece proteína de alta calidad y poca carga calórica”. Un filete de pechuga de 100 gramos te aporta el 30% de las proteínas que necesitas al día. “es una carne magra con sólo entre 1 y 4 gramos de grasa”. Comparándolo con el muslo, la pechuga contiene más proteínas, menos ácidos grasos saturados y colesterol. Por cierto, si quieres disminuir los niveles de calorías, apunta un consejo de Cerero: “Es preferible no conservar la piel. Aporta mayor antidad de calorías y ácidos grasos”.

Fuente: Entrenate ya