Un postre por la mañana para adelgazar

Añadir un postre a tu desayuno te ayuda a perder peso a largo plazo, según investigadores israelís.

Las personas con sobrepeso que tomaron un desayuno rico en carbohidratos y proteínas, que incluía un postre, tenían menos ansia por la comida y más posibilidades de ceñirse a su dieta que aquellas personas que tomaron desayunos más ligeros.

Prueba con un postre de 300 calorías, lo que equivale a unos 50 gramos de chocolate negro, como parte de un desayuno de 600 calorías.

No olvides que el desayuno es el plato más importante del día, y que saltártelo no te ayudará a perder peso, al contrario, llegarás con más hambre al almuerzo y comerás más.